El logotipo



Un logotipo, conocido coloquialmente también como logo, es aquel distintivo o emblema conformado a partir de letras, abreviaturas, entre otras alternativas, que nos permite reconocer, identificar una marca, empresa, asociación... en un golpe de vista. Es decir, aparecen ante nuestros ojos y de inmediato pensamos en esa marca, organización o producto. Por eso es importante elegir el adecuado para promocionar nuestro proyecto.

Tipos de logotipos

A continuación os presentamos los más habituales con sus principales características. Puesto que existen varias opciones, habrá que tomar una buena decisión en función de lo que más nos interese.

                  Isotipos

Es un símbolo, es decir, una imagen abstracta o esquemática que evoca un concepto. Son muy efectivos porque está demostrado que nuestra mente recuerda mejor las cosas sencillas y las formas simples.

Monogramas o letter mark

Otro modelo son los llamados letter marks, que en español se podría traducir como monogramas. Se forman con una o dos letras, generalmente de las iniciales de la marca.  


.



Word marks o logos de palabras

Llamamos word marks a los logos hechos exclusivamente con el nombre de la marca. En estos casos, los caracteres tienen rasgos peculiares.  El color es fundamental, ya que ayuda a concretar el diseño. 



Imagotipo: un modelo combinado

El último modelo que os proponemos combina un logotipo de texto -word mark- y un símbolo. Este tipo de diseños se conocen como imagotipos.

¿Cómo clasificarías estos logotipos?

  Pincha sobre la imagen para verla completa.


Algunos consejos para hacer nuestro logotipo:

  • Es mejor que solo tenga uno, dos o como máximo tres colores.
  • Las imágenes sencillas y las formas simples son más efectivas.
  • Si decidimos hacer un isotipo, el dibujo debe ser plano y esquemático. No queremos mostrar los detalles de la figura, sino reducirla a sus líneas principales.